Santos le insiste a Maduro para que acepte ayuda humanitaria

La salud fue el tema que volvió a calentar las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela, al punto de que el presidente Juan Manuel Santos calificó de cínico a Nicolás Maduro, a quien le advirtió que no pretenda esconder el fracaso de su revolución con los colombianos. "No deje que su pueblo sufra más por hambre y falta de medicamentos", puntualizó.

Por último, Santos hizo un llamado a Maduro para que "permita" el ingreso de apoyo humanitario desde Colombia y otros países, de modo que los venezolanos no "sufran más por hambre y falta de medicamentos".

"Por Dios, qué cinismo, todo el mundo sabe que es todo lo contrario", alegó Santos este jueves.

"Lo dije en noviembre pasado y lo repito hoy: desde hace mucho tiempo hemos ofrecido nuestro apoyo humanitario en materia de comida y medicamentos, y el gobierno venezolano se ha negado porque no quieren aceptar la grave crisis que tienen entre manos. Es un caso triste de ese proceso que los médicos llaman negación de la realidad", concluyó Santos.

El presidente colombiano dijo que en su país hay cobertura sanitaria universal y que su administración declaró la salud como derecho fundamental.

"Dijo el presidente Maduro que Colombia no tiene salud pública, y que miles de colombianos pasan la frontera para buscar atención y medicinas en Venezuela".

"Firmaron el acuerdo de paz gracias a Chávez y a mí, voy a sacar las grabaciones y todos los secretos que tengo del proceso de paz para que se sepa la burla de este proceso", dijo Maduro sin mencionar explícitamente el trino con el que Santos criticó la situación de Venezuela.

"Es aquí, en Colombia, donde estamos atendiendo a cada vez más ciudadanos venezolanos que ni siquiera encuentran en su país los medicamentos más elementales (.) y donde se han presentado enfermedades que no aparecieron por décadas en el continente, como la difteria y el sarampión", apostilló.

El gobierno achaca las penurias a un "complot" encabezado por Estados Unidos en medio de un dramático descenso de la renta petrolera por los bajos precios del crudo.

Hasta octubre pasado habían migrado unos 470 mil venezolanos a Colombia, la mayoría forzados por la crisis en su país, según datos oficiales.

Ausgabe: